Los sueños están para ser vividos - Christine

CHRISTINE NEN


Los sueños están para ser vividos - Medina del Campo, España







Este lema describe más o menos lo que he experimentado durante mi tiempo como voluntaria en Medina del Campo. Soy Christine, tengo 28 años y vengo del norte de Alemania.


Siempre ha sido mi sueño vivir en España durante un período de tiempo más largo y conocer el país aparte de las vacaciones. En realidad, lo dejé para un poco más tarde y luego apareció la pandemia. Pero, ¿por qué no probarlo ahora? Afortunadamente, se me presentó la oportunidad de hacer unas prácticas de 8 meses en Deses3 como parte del ESC.


ESC ¿Qué…? Me enteré de ello por primera vez e inmediatamente me sorprendió positivamente lo mucho que invierte la UE en la movilización y el intercambio cultural de los jóvenes. ¿Por qué no conocí antes esta oportunidad? Tengo que participar, pensé. Y ahora estoy aquí de verdad. Ya en ese momento, mi perspectiva cambió a una positiva: a pesar de los obstáculos, siempre vale la pena creer en tus sueños y hacerlos realidad.


Una vez aquí, tuve la suerte de conocer a dos personas maravillosas, mis dos compañeros de piso, Enrico de Italia y Tereza de la República Checa. Juntos formamos un trío perfecto de tres nacionalidades diferentes. Durante este tiempo hemos crecido mucho juntos y hemos aprendido mucho sobre nosotros mismos y nuestros propios horizontes culturales. El sentido de una idea común europea se concretó en nuestros puntos comunes y no en las diferencias que llevamos dentro. Para mí, este encuentro es una de las experiencias más valiosas de mi tiempo como voluntaria, que me dejará una huella especialmente positiva para siempre.






Durante mi tiempo como voluntaria he adquirido mucha experiencia práctica en el ámbito de Erasmus+. Gracias a esta oportunidad he descubierto muchas cosas sobre mí misma. Así que, a partir de ahora, ¡soy una fan total del aprendizaje no formal! Me he dado cuenta de que aprecio mucho la interacción diaria con personas de diferentes orígenes, el contexto intercultural, la dinámica en los proyectos y, especialmente, el trabajo conjunto en grupos, y me gustaría seguir desarrollándome en este campo. Además de toda la experiencia práctica, también he encontrado amigos para toda la vida que me han influido positivamente por sus diferentes perspectivas y formas de vida. Les estoy muy agradecida por haberme acogido con los brazos abiertos y por haberme permitido aprender mucho de ellos. Una vez más, mi tiempo como voluntaria del ESC ha dejado una huella positiva, que agradezco cada día.


Medina del Campo es un lugar especialmente agradable para sentirse en casa como voluntario del ESC en un país extranjero, por sus callejuelas, sus numerosos cafés, su importancia histórica y su gente agradable. Te encuentras con la misma gente desde el principio, te saludas y tomas un café juntos. El ambiente cariñoso te da rápidamente la sensación de formar parte de Medina.




Para mí, mi estancia en España no terminará con la finalización de mi servicio de voluntariado. Después, me trasladaré a Madrid y seguiré persiguiendo mi deseo de vivir en España durante más tiempo. Gracias a todas las experiencias positivas que he tenido durante mi estancia en Deses3, me siento cómoda en este país en todo momento y sigo aferrada a mis sueños. Mis objetivos se han concretado gracias a mi experiencia, he descubierto mucho sobre mí misma y he conocido a gente maravillosa que me acompaña en mi aventura y me hace sentir como en casa. Me siento agradecida cada día por haber tenido la oportunidad de vivir esta experiencia con Deses3. Agradezco especialmente a Jonás y a Sonia que me hayan dado la oportunidad de desarrollarme, de superar mis límites y de vivir mi sueño. Todos los que estáis leyendo esta entrada y estáis pensando en haceros voluntarios: ¡Hacedlo! Tendrá un impacto positivo y duradero en tu vida y te mantendrá en movimiento.






Featured Posts
Search By Tags
No hay tags aún.
Recent Posts
Archive