Mi camino hasta aquí - Tereza

TEREZKA PATKOVA


Mi camino hasta aquí - Medina del Campo, España







Me llamo Tereza, tengo 29 años y soy de la República Checa. Desde que recuerdo siempre me atrajo España (el idioma, la cultura, la gente...) y siempre fue mi sueño vivir aquí. Y al final lo he cumplido. Tuve el valor de dejar todo atrás y perder voluntariamente la seguridad - dejar el buen trabajo, la familia y los amigos y todo esto solo por otra aventura, nuevas experiencias y conocimientos. Decidí aprovechar esta oportunidad única en la vida y seguir mi instinto. ¿Pero, cómo empezó todo?


El año pasado descubrí por casualidad el mundo mágico de Erasmus+, el intercambio de jóvenes, que me abrió los ojos. Hasta entonces no conocía todas las oportunidades que existen para los jóvenes, la educación no formal o el CES (Cuerpo Europeo de Solidaridad - Voluntariado). El proyecto fue organizado por Deses3 y la experiencia de esa semana cambió mi vida. Y como no podía dejar de pensar en ello, dos meses después me puse en contacto con el principal organizador, Jonás. Le pregunté si existía la posibilidad de ser voluntario en su organización. A causa de la pandemia tuve que esperar unos meses, pero en febrero de este año hice la entrevista con él, Sonia y Damiana. Pocas semanas después recibí la noticia positiva de que me aceptaban en esta organización y sentí pura felicidad.


En abril, después de dos días de viaje por Chequia, Alemania y Francia, llegué por fin a una ciudad poco conocida: Medina del Campo, mi hogar. El viaje fue duro, pero nunca me sentí más viva y llena de energía.


La primera persona que conocí aquí fue Sonia - mi tutora. Sonia es una persona de confianza, siempre disponible, amable y quiere hacer que mi experiencia aquí sea extraordinaria. Ella me empuja fuera de la zona de confort todo el tiempo. Antes de venir aquí no podía entender ni decir nada en español. Mi español, por supuesto, ha mejorado, pero todavía está en el nivel A. A pesar de este hecho, ella apenas me habla en inglés (solo cuando realmente no entiendo) y eso es algo que necesito y además me ha empezado a gustar. Su trabajo no es fácil, es la persona intermedia entre los voluntarios y Jonás, tiene que equilibrar las obligaciones laborales con el tiempo libre personal.


La segunda persona que conocí aquí fue Enrico. Nuestra primera interacción fue ayudarme a llevar mis maletas del coche al apartamento (no fue tan fácil porque vivimos en un tercer piso, sin ascensor, y tenía muchas cosas). Enrico es de Italia y es músico. Cuando vio una guitarra en mi coche, vi la felicidad en sus ojos. De hecho, Enrico y yo creamos un capítulo propio. Antes de venir aquí ni siquiera tuve tiempo de pensar en mis futuros colegas y compañeros de habitación, sólo esperaba que tuviéramos una buena relación y que todos disfrutáramos de esta experiencia juntos. Pero esto va mucho más allá de mi imaginación y mis expectativas.

La siguiente persona que conocí aquí, estaba en el apartamento - Christine (o como la llamamos ahora - Crispy). Crispy es de Alemania, es vegetariana, le gustaría salvar al mundo entero y al final es simplemente linda. Al principio me sorprendió por su sonrisa constante, por su alegría y energía, nunca conocí a una persona como ella. Yo también soy una persona feliz, pero comparada con ella soy una vieja gruñona y pesimista.


Cuando Sonia se fue y nos quedamos los tres solos, fue un momento muy interesante y una sensación extraña para mí: por fin estoy aquí, esto está sucediendo de verdad, el sueño se ha hecho realidad y no he muerto en el camino. Abrimos una cerveza que traje de Chequia, nos sentamos en la terraza y empezamos a conocernos..






Los primeros días aquí fueron, por supuesto, diferentes en comparación con la ''rutina'' de ahora. Estaba descubriendo un nuevo estilo de vida: la cultura, la gente nueva, Medina y otras ciudades... ¿Y cómo son mis días de trabajo ahora?


Una parte de mi trabajo consiste en buscar oportunidades para los jóvenes, participando en proyectos de KA2 y promoviendo Deses3 en general. Esta tarea no solo me ayuda a mí a mejorar el español, sino que también ayuda a los demás a ver y, con suerte, a utilizar las oportunidades existentes. La encargada de los proyectos de KA2 es Damiana, una chica italiana muy simpática que empezó su carrera hace años como voluntaria de Deses3. Sé que puedo aprender mucho de ella y estoy muy contenta de haberla conocido.


También paso mi tiempo con personas de Ascedis, una asociación para personas discapacitadas. Junto con su tutora paseamos por la ciudad y hablamos de temas que mi vocabulario español me permite, este tiempo con ellos es muy desafiante para mí.


Todos los miércoles estoy en un refugio de perros - Scooby. El trabajo allí es diferente cada semana. Limpio las jaulas de los perros, las casas de los gatos, los gallineros, pero también he participado en la castración de una cabra.


El resto de mis horas de trabajo las utilizo principalmente para aprender español, para ello puedo utilizar la Plataforma Lingüística Online que está disponible para mí incluso después de este voluntariado.


En este momento estoy aquí desde hace cuatro meses y esta experiencia de vida ya me ha dado mucho. Especialmente por Enrico y Crispy. Compartir las diferencias culturales, aprender unos de los otros, ayudarnos y apoyarnos mutuamente, cocinar juntos y pelearnos en la cocina, tocar música, ver películas, viajar, hacer fiestas y en general divertirnos cada día.


Las otras personas que me gustaría mencionar también son Darío, Saúl, Pablito, Marina y Carlitos (Agua de Pan). Estos chicos también han hecho que mi experiencia aquí sea increíble y nunca los olvidaré. Lo mejor para el final es mi jefe Jonás. Es un hombre muy complicado, estricto y malhumorado, pero también fascinante, servicial y buena persona. Quiere enseñarme, hacerme mejor y más fuerte y me empuja a hacer cosas más grandes. A veces es difícil trabajar con él debido a su complicada personalidad, pero tiene el corazón en el lugar correcto y voy a estar siempre agradecida de que me dio una oportunidad y me tomó bajo sus alas.


Todavía tengo cuatro meses más aquí. Todavía no sé qué voy a hacer el año que viene ni dónde voy a estar, pero una cosa sí sé... mi futuro está muy abierto.





Featured Posts
Search By Tags
No hay tags aún.
Recent Posts
Archive